Besar: un acto sencillo, ciego, mudo y sin embargo, rebosante de complejidad, subtexto, sensualidad y pasión. Un simple contacto de los labios que nos eleva e inspira, que no supone nada o lo implica todo, según quién sea el receptor y según sea su respuesta. ¿Acaso existe algo más mágico entre dos seres humanos? Probablemente no.

Precisamente, por ser un gesto tan aparentemente pequeño e insignificante y encerrar tanto entre sus paréntesis, el beso esconde en su interior tantos secretos y curiosidades que apostamos lo que quieras a que, de las 10 cosas que te vamos a contar, apenas conocías de antemano 4 o 5. ¿Aceptas la apuesta?

10 curiosidades sobre los besos que no conocías

1. La práctica hace al maestro

¿Recuerdas cuando, a la tierna edad de 12 o 13 años empezabas a imaginar cómo sería besar a una chica y practicabas delante del espejo o con la mítica almohada? Bien, pues quizá te sorprenda saber que esta no fue la primera vez que te pusiste a ello. Ni de lejos. De hecho, la primera vez que practicaste un beso lo hiciste dentro del vientre de tu madre, en estado fetal.

Si giras la cabeza hacia la derecha (2/3 personas) o a la izquierda (1/3) cuando vas a dar un beso, tienes que saber que lo haces así porque adquiriste ese hábito innato cuando apenas tenías 6 meses de vida.

2. La zona más sensible

Si piensas en cuál es la zona más sensible de tu cuerpo, quizá existan algunas zonas hacia el sur que se te vengan a la cabeza antes que los labios. Pero la realidad es que los labios, con más de 10.000 terminaciones nerviosas a flor de piel, resultan la zona más sensible del cuerpo humano.

3. 100% garantizado

Según el libro The Science of kissing, de Sheril Kirshenbaum, las parejas que tiene facilidad para besarse y lo hacen a menudo, tienen mucha más garantía de éxito a largo plazo que las que no lo hacen. Estas parejas tienen relaciones más íntimas, saludables y felices.

4. ¡Esta te la sabes!

Cada vez que besamos a alguien que nos gusta, nuestro cerebro libera una cantidad nada desdeñable de endorfinas y oxitocinas. Como seguramente ya sepas, estás son las hormonas de la felicidad, que contribuyen a que nos sintamos relajados y optimistas.

5. Larga vida a los besos

Y larga vida para el que besa. Y es que los besos alargan la vida. Concretamente, los besos de despedida antes de ir a trabajar. Tal y como confirma el último de la University College de Londres, las endorfinas que se generan al dar este beso de despedida provocan que cumplas objetivos en el día hasta en un 30% más que si no hubieras besado. Además, aseguran que aquellos que besan a su pareja cada mañana piden menos bajas por enfermedad y tienen menos accidentes de coche de camino al trabajo. Por tanto, ¡el simple hecho de besar podría alargar tu vida hasta 5 años!

6. Cuestión de sexos

Un estudio de la Universidad de Albany afirma que los hombres tendemos a abrir más la boca y a hacerlo antes que nuestra pareja femenina. ¿Por qué? Muy sencillo: mediante la saliva compartimos testosterona con ella, una hormona que aumenta la libido.

10 curiosidades sobre los besos

 

7. Pasado de moda

Besar es genial, sí, pero no siempre estuvo “de moda” o bien visto. El acto de besar cayó en desgracia tras la caída de Roma y no volvió a estar en voga hasta el siglo XI, época en la que se popularizó el cortejo.

8. Salud de roble

Besar potencia nuestro sistema inmune.

Al besarnos se produce un intercambio de saliva en el que se mezclan hasta 40.000 bacterias inocuas que son recibidas como defensas por nuestra saliva. Así, al estimular la secreción salival, esta se regenera y elimina partículas y patógenos nocivos.

9. Gimnasia facial

¿Sabías que nuestro rostro contiene más de 30 músculos distintos? Pues todos ellos se ejercitan cada vez que das un beso con lengua, por breve que sea.

10. Como una firma

Si has estado en alguna boda, que seguro que sí, serás perfecto conocedor de la tradición de que los novios se besen nada más formalizar la unión, ya sea en un acto religioso o por lo civil. Lo curioso es que esta tradición proviene de siglos atrás, cuando el beso simbolizaba la aceptación y rúbrica de los votos nupciales.

novios beso boda

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

Categorías: Relaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies