A estas alturas de la vida, seguro que has leído tropecientas frases, consejos y teorías sobre cómo aumentar la confianza en uno mismo. Pero, al final del día, y por mucho que lo intentes, sigues sintiéndote inseguro y abatido.

¿Por qué? Seguramente, esto se deba a que la mayoría de las frases y teorías tipo Paulo Coelho no están realmente pensadas para animarte a trabajar sobre tu autoestima sino, más bien, a arrancarte la sonrisa fácil.

Así que, si quieres mejorar tu autoestima y estás dispuesto a trabajar en ella, deja de repetirte frases del tipo “yo puedo con todo” y empieza a aumentar tu confianza de verdad.

Amplia tu perspectiva

Ten presente que lo que para algunos es un defecto, para otros resulta una virtud. Por tanto, ampliar tu perspectiva. Es una frase hecha, sí, pero no por ella menos cierta: si empiezas a mirar las cosas desde otro punto de vista, descubrirás cosas maravillosas.

Un buen ejercicio para ampliar la perspectiva y mejorar la confianza es el siguiente:

Elige un defecto que tengas. Piensa e imagina cómo ese defecto podría convertirse en una virtud o, por lo menos, algo valioso.

Por ejemplo: te gusta tenerlo todo controlado al milímetro y lo consideras uno de tus peores defectos, además, no es la primera vez que alguien te lo echa en cara. Pero si aplicamos este gusto por el control a, por ejemplo, el desarrollo de un proyecto en el trabajo, ¿no se convierte en un rasgo útil?

¡Pruébalo tú mismo!

Descubre tus puntos fuertes

La mayoría de inseguridades se asocian a una baja autoestima. Este problema, en general, viene dado por la magnificación de una o varias cualidades de ti mismo que no te convencen o que, directamente desprecias.

A lo mejor, tienes mucho genio, o quizá seas demasiado tímido a la hora de decir lo que piensas. No importa: sea lo que sea eso que tanto te molesta de ti mismo, ¿por qué no lo obvias de momento? Así podrás concentrarte en otras cualidades que sí aprecies.

Puede que seas un gran conversador, un as de los números o tengas la actitud más positiva ante los desafíos. ¿Se te da bien escuchar? ¿Eres comprensivo? Aprende a identificar los puntos fuertes de tu personalidad y céntrate en potenciarlos cuanto puedas.

Sé receptivo y observa cómo reaccionan los que te rodean cuando sacas a relucir estas cualidades, ¡te sorprenderás!

Trabaja sobre tus puntos débiles

Una vez que has aprendido a mirar las cosas con perspectiva y a potenciar tus puntos fuertes, es hora de lo más difícil de todo: trabajar en los puntos débiles.

Para ello, necesitarás comprometerte contigo mismo y ser constante, pero no lo dudes: puedes hacerlo.

Cristiano Ronaldo puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

Si por ejemplo, no estás contento con tu forma física, no te lamentes, ¡pasa a la acción! Lo mismo sucede si lo que te preocupa es tu rendimiento físico o tu relación de pareja: la solución a casi todo está en tus manos.

 

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

Categorías: Estilo de vida

1 comentario

Cómo identificar tus puntos fuertes y cambiar de vida - Men Wellness · julio 17, 2018 a las 11:57 am

[…] vez que conozcas cuales son tus capacidades y habilidades únicas, esto transformará poco a poco la manera en que te percibes a ti mismo y a los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies