Cinco hábitos saludables para prevenir la impotencia

Sí, la impotencia es una de las condiciones médicas más frecuentes en adultos varones. De hecho, en nuestro país, más del 50% de los hombres mayores de 40 años padecen algún tipo de disfunción eréctil (orgánica, psicógena o mixta). En un buen número de casos, no es posible evitar la aparición de este monstruo, pero la realidad científica y médica nos da una esperanza a la que más de uno se querrá aferrar: en la mayoría de los casos, que la impotencia aparezca o no, queda completamente en tus manos.

¿Cómo puedo prevenir la impotencia?

Pues como sucede con casi todas las enfermedades y problemas de salud, la impotencia puede prevenirse si incorporamos a nuestro día a día una serie de hábitos saludables. Tengas la edad que tengas, invertir en tu salud siempre es una buena elección, así que, ¿te animas?

cinco hábitos saludables

Cinco hábitos para prevenir la impotencia

Cinco son los hábitos que te proponemos adoptar para asegurarte una buena función sexual de por vida. Somos conscientes de que, si nunca has mantenido un estilo de vida saludable, es probable que te cueste incorporar estos hábitos al principio, por ello queremos animarte a intentarlo con esta idea en mente: cuídate hoy para poder seguir disfrutando mañana.

1.- Cuida tu mente

Una de las principales causas de la disfunción eréctil es la psicológica y si queremos evitarlo, deberíamos preocuparnos desde hoy mismo por cuidar nuestra salud mental. ¿Cómo? Vigilando el nivel de estrés al que nos vemos sometidos diariamente o aprendiendo a gestionar las emociones, ganarás en calidad de vida y verás cómo poco a poco mejoran incluso tus relaciones con los demás. La psicóloga Mar Argüello Arbe, nos invita a entender y aceptar especialmente las emociones y los estados negativos ya que son “elementos necesarios en nuestro día a día ya que nos preparan para afrontar una gran variedad de situaciones. Si no existiera cierto nivel de estrés, nuestro cerebro no sentiría ninguna necesidad de pedirnos una actuación coherente con lo que estamos viviendo”.

2.- Evita el alcohol

Esto ya no te hace tanta gracia, lo sabemos. Pero es que el consumo de alcohol está directamente relacionado con la pérdida paulatina de la potencia sexual. ¿Sabías que el 65% de los hombres son incapaces de conseguir una erección en estado de embriaguez? Esto sucede porque el consumo de alcohol afecta -y altera- de forma importante al Sistema Nervioso Central.

Consume de forma responsable y no te encontrarás con este problema ni ahora ni nunca.

3.- Actividad física

Mantenerse activo siempre es una buena idea. No solo mejorará tu estado físico sino que, además, te notarás más despejado y relajado. ¡Hora de empezar a cuidarte!

4.- Cuida tu alimentación

Las dietas llenas de carnes rojas, grasas animales, grasas saturadas y escasos vegetales, son una garantía de alteraciones nutricionales en nuestro cuerpo como, por ejemplo, el colesterol.

Todos los excesos que cometas (comida basura, comilonas innecesarias, etc.) irán a parar a tus arterias. Con unas arterias saturadas, la circulación comenzará a experimentar un flujo lento y reducido, con lo que al final llegará una menor cantidad de oxígeno a las células de los cuerpos cavernosos del pene, dando como resultado final una disfunción.

Así que ya sabes, seguir una alimentación equilibrada, garantizará tu salud sexual.

cuida tu alimentación para prevenir la impotencia

5.- Asegúrate una actividad sexual frecuente

Del mismo modo que los músculos de un deportista necesitan entrenamiento casi constante para no perder masa, potencia o eficacia, nuestro órgano sexual también necesita actividad más o menos frecuente.

Por otro lado, la actividad sexual estimula la producción de testosterona, una hormona necesaria no solo para mantener una buena libido sino, también para la propia producción de las erecciones. En el siguiente artículo, podrás leer acerca de El papel de la Testosterona en la Función Eréctil.

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *