Todo son fuegos artificiales al principio: mariposas en el estómago, miradas cruzadas y sonrisas furtivas. Con los años, la ilusión y la pasión se estabilizan, dando lugar a otros sentimientos que si bien, menos escandalosos, son tanto o más relevantes para una relación. Confianza, cariño, respeto. 

De hecho, existen estudios que aseguran que el amor, como tal, no dura más de 3 años. Otros estudios, en cambio, apuntan a que lo que no es sostenible en el tiempo son esos fuegos artificiales perpetuos mejor conocidos como “etapa del enamoramiento”. Teóricamente, no podemos aguantar (física y mentalmente) este estado más de 18 o 24 meses.

Pero, si esto es así, ¿por qué existen hombres y mujeres que juran y perjuran que siguen tan enamorados (o más) de sus parejas que el primer día?

La respuesta es sencilla: las parejas que duran años y años, trabajan en su relación.

La rutina, la dejadez que trae consigo dar las cosas por sentadas, o los problemas en el terreno sexual que vienen de la mano de la edad son algunos de los escollos más duros a superar por las parejas. Pero si se quiere, se puede. Palabra de Men Wellness. Por eso hoy te traemos una lista de consejos para ayudarte a reconquistar a tu pareja, llevéis juntos el tiempo que llevéis juntos y tengáis la edad que tengáis.

¡Manos a la obra!

Ten un detalle. O mejor, ¡muchos!

Querer a alguien es cosa de todos los días, eso ya lo sabes. Así que, ¿por qué esperar a San Valentín, vuestro aniversario o a su cumpleaños para tener un detalle con ella? Aunque los grandes gestos románticos pueden ser geniales, no es necesario que te rompas la cabeza para que todos los días sean como un día en la vida de los protagonistas del Diario de Noah.

diario de noah

Fotograma de El diario de Noah (The Notebook), Nick Cassavetes

Al contrario, los pequeños gestos, día a día, suman más de lo que podrías imaginar.

Detalles diarios

Si quieres reconquistar a tu pareja, plantéate si lo que haces y dices cada día, es suficiente. ¿La besas antes de ir a trabajar o sales disparado? ¿Colaboras a partes iguales con las tareas del hogar o dejas que recaiga todo el peso en ella? ¿Le dices lo guapa que está cuando cambia su corte de pelo o estrena una prenda nueva o sueles pasarlo por alto?

Detalles puntuales

Prepararle el desayuno y llevárselo a la cama los fines de semana, por ejemplo, le iluminará el rostro.

Queda con ella después del trabajo, como cuando erais novios y no le digas para qué. Llévala al cine, a dar un paseo, a cenar, a tomar algo… Lo que sea, pero que sea espontáneo. Te prometemos que los años a la espalda de vuestra relación se desdibujarán y tendréis la sensación de regresar a aquellos días en los que pasabais las horas muertas besandoos en los parques.

Si no sueles cocinar, prepararle una cena sorpresa será un detalle increíble. Aquí tienes algunas recetas muy sencillas de preparar que seguro que le encantarán.

Reaviva la llama de la pasión

¿Cuánto tiempo hace que no pasáis la noche despiertos? Y no nos referimos a una noche de insomnio provocada por los pequeños de la casa. Nos referimos a… bueno, tú ya sabes a qué nos referimos.

Con la edad, es normal que el deseo se reduzca. La mayoría de veces sigue estando ahí, como el primer día, solo que sepultado bajo un buen montón de estrés, responsabilidades y preocupaciones. Si no es tu caso, y crees que tu falta de deseo se debe a un problema mayor, te recomendamos consultar con un especialista.

Elige una noche de la semana en la que sepas que los dos vais a estar descansados y, si tenéis hijos, dejadlos con algún familiar o amigo. Si no es posible aseguraros tranquilidad en casa, reserva una habitación en algún hotel con encanto en el que podáis dar rienda suelta a vuestra pasión.

Asegúrate de que estás en buena forma y no te cortes, ¡a disfrutar!

llama de la pasión

Dile lo que sientes

Las conversaciones más habituales entre parejas que llevan casadas o en una relación más de cinco años versan sobre la lista de la compra, problemas o situaciones laborales y sobre los hijos, de haberlos. Entre estos tópicos y tras la jornada laboral, a menudo quedan pocos minutos y menos ganas de hablar de la relación de pareja. Por otro lado, no son pocos los que piensan que, si todo está bien, ¿de qué hay que hablar?

La realidad es que una relación hay que cuidarla, como a uno mismo, por dentro y por fuera. No decimos que haya que sentarse a hablar de ella a diario ni que debamos diseccionarla cada dos por tres, pero “tender la ropa al aire” siempre viene bien. En concreto, estos tres puntos deben airearse con cierta frecuencia:

  • Lo que no te gusta: Lo más racional es hablar de estos temas en cuanto surge un desacuerdo o la pareja hace algo que no nos agrada. Pero todos sabemos que la realidad es algo distinta y que guardamos más de lo que podemos albergar. Por eso, de cuando en cuando, sin dejar pasar demasiado tiempo, conviene que analicemos los motivos por los que no estamos del todo a gusto o conformes y los pongamos en común, antes de que sentimientos de rencor o disgusto se queden anquilosados y sea demasiado tarde.
  • Lo que te gusta: Si hablar de lo que no nos gusta es importante, poner en conocimiento del otro lo que nos fascina, lo es aún más. ¿Te ha preparado un plato exquisito? Díselo. ¿Te ha encantado la última relación sexual que habéis compartido? ¡Díselo! ¿Te parece que esa nueva camiseta le queda de diez? ¡Díselo!
  • Lo mucho que te gusta ella: La quieres y te parece atractiva. Tú lo sabes y ella, por supuesto, también. Pero, de vez en cuando, sin un motivo en especial, conviene que se lo recuerdes. Con palabras y con gestos, como sea, pero que cada día que paséis juntos, tenga la certeza de que es la mujer de tu vida.

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.

Categorías: Relaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies