Porque ya tocaba. Porque es tu propósito de año nuevo. Porque quieres recuperar la pasión en tu pareja. Porque quieres empezar a cuidarte. Por lo que sea. El caso es que, ahora sí, te estás planteando ir al gimnasio y tomártelo en serio. ¡Enhorabuena!

Lo tienes clarísimo: en enero empiezas con el gym. Estás orgulloso de tu resolución, justo como debería ser. Pero de pronto, comienzan las dudas: ¿qué necesito para ir al gimnasio? ¿Qué ropa me pongo? ¿Y si no sé usar ninguna máquina? ¿Y si hago el ridículo? ¿Y si…?

Vale, que no cunda el pánico. Sabemos que enfrentarse al primer día en el gimnasio puede resultar una tarea aterradora. No en vano, solemos imaginar el gym como un espacio repleto de cuerpos esculturales que miran por encima del hombro a todo el que no esté a su altura. Y esto, te lo prometemos, no es así.

Así que, si estás a punto de enfrentarte a tu primer día en el gimnasio y quieres alguna garantía de sobrevivir con éxito, ¡sigue leyendo!

Logística para un fantástico primer día en el gimnasio

Puede que parezca una tontería, pero saber qué necesitas antes de poner un pie en el gimnasio te ahorrará muchos dolores de cabeza.

Para asegurarte de que vas perfectamente pertrechado, necesitas hacerte una única pregunta: ¿qué clase de ejercicios voy a hacer? Y es que, como supondrás, no necesitamos la misma equipación para practicar ejercicios de fuerza (pesas) y cardio (cinta de correr, por ejemplo) que si vamos a nadar.

Prepara la bolsa del gimnasio a conciencia y olvídate de pasar apuros en el gym.

Así pues, una vez tengas claro a qué te vas a dedicar, ya puedes empezar a configurar tu lista de cosas imprescindibles para ir al gym:

  • Una bolsa de deporte.
  • Ropa y calzado de deporte. Estos deben ser de tu talla, cómodos, transpirables y preparados para el estilo de ejercicios que vayas a realizar. Si además no quieres perder la ficha o llave de la taquilla, es muy recomendable que la ropa incluya algún bolsillo que la mantenga a salvo.
  • Una botella de agua para llevar contigo durante la práctica del ejercicio.
  • Móvil cargado (o mp3 o similar) y cascos.
  • Una toalla pequeña para secar el sudor entre ejercicio y ejercicio.
  • Una toalla grande para secarte después de la ducha.
  • Champú, gel de cuerpo, desodorante, etc.

Sobrevive al primer día en el gimnasio

Visualízalo: has preparado tu bolsa de deporte y lo llevas todo, incluso las ganas. Has cruzado la puerta del gym y estás eufórico. Entras al vestuario, te cambias, llegas a la sala principal y… ¿y ahora qué?

Ahora, en teoría, toca trabajarse esos abdominales. Pero, ¿cómo, cuándo y cuánto?

sobrevivir primer día en el gimnasio
Con las pesas, y todo lo demás, intenta siempre ir de menos a más.

Pregunta, pregunta y pregunta

Antes de ir al gimnasio por primera vez, deberías tener al menos una idea general de para qué vas allí. Es decir, ¿cuál es tu objetivo? ¿Qué esperas conseguir?

  • Si buscas adelgazar, te interesará centrarte en el cardio y complementar con algunas sesiones de fuerza.
  • Si quieres muscular, necesitarás de las máquinas y ejercicios de fuerza.
  • Si quieres realzar partes concretas de tu figura, tendrás que darle caña a ejercicios y máquinas concretas.

Sea cual sea tu objetivo, en tu primer día de gimnasio ya deberías saber a qué te vas a dedicar. Porque te lo aseguramos: una hora y media por delante sin nada previsto para hacer, puede resultar de lo más aburrido y estresante.

Por eso, te recomendamos que te informes sobre el equipamiento con el que cuenta el gimnasio, que consultes qué clases colectivas tienen y si cuentan con entenadores personales.

Cómo saber lo que hacer

Quizá no lo sepas, pero al apuntarte a un gimnasio y pagar tu cuota mensual, estás también pagando el derecho a ser atendido por los profesionales que trabajan en él. Esto quiere decir que si tienes dudas y las manifiestas, los trabajadores del gym estarán más que encantados de ayudarte.

Si no sabes para qué sirve esta o aquella máquina, o si dudas de qué ejercicios realizar para alcanzar tus objetivos, ellos te ayudarán.

Si estás empezando a hacer deporte, puede que sea una buena idea contar con un entrenador personal. En algunos gimnasios, el entrenador personal está incluido en la cuota, pero lo normal es pagar un extra por sus servicios.

Este profesional del ejercicio físico diseñará para ti una rutina basándose en tu estilo de vida actual y tus objetivos.

Cómo hacerlo bien

Esto, quizá, es lo más sencillo de todo. Para hacerlo bien, lo único que necesitas es hacerlo con ganas.

Piensa en el gimnasio como un oasis de tiempo que es solo para ti. Un lugar en el que te concentrarás en tu respiración y movimientos y dejarás de pensar en todo lo que te estresa día a día. Piensa en el gym como el increíble medio que es para cumplir tus metas y sentirte bien contigo mismo.

Si lo haces, te garantizamos que harás tus rutinas con energía, buen humor y mejor disposición. Y esto será más que suficiente.

Cómo no abandonar ya en el primer día en el gimnasio

Por increíble que pueda parecerte ahora mismo, esto es así: un buen número de personas se apuntan y desapuntan del gimnasio en el mismo día a lo largo del año.

Esto sucede por múltiples razones, pero quizá, la más dañina de todas es el autoengaño o la creación de falsas expectativas.

Ir con amigos o hacer amigos en el gimnasio te ayudará a no querer dejar de ir.

Para evitar que abandones en tu primer día en el gimnasio, te damos algunos consejor:

  • Ponte objetivos. Aunque el objetivo a largo plazo sea tener el cuerpo de Jason Momoa, vas a necesitar algo más realista y cercano que eso si quieres mantenerte motivado. Por ejemplo, a pesar de que una semana es poco tiempo, estamos seguros de que sabes cómo te gustaría sentirte después de tus primeros días yendo al gimnasio. Así, que, ¿qué te parece ese como primer objetivo? Una vez que lo cumplas, puedes seguir poniéndote objetivos semanales que te acerquen más y más a la meta final.
  • Bebe agua antes, durante y después del ejercicio. Mantente hidratado para que tu rendimiento físico no se vea menguado.
  • Caliente y estira para evitar agujetas, contracturas y otras desgracias que pueden provocarte ganas de no volver a pisar un gimnasio en la vida.
  • Sé constante y registra tu progreso para mantenerte motivado. Una muy buena idea es utilizar algún tipo de App que te ayude a registrarlo. Por ejemplo, Cadena de metas es una aplicación para móviles que te ayudará a ser consistente con tu compromiso de ir al gimnasio.

Ahora que has leído todos nuestros consejos, deberías estar completamente preparado para sobrevivir a tu primer día en el gimnasio. ¡Suerte!

¿Con ganas de más? Mira esto:

Sumario
Cómo sobrevivir al primer día en el gimnasio
Nombre del artículo
Cómo sobrevivir al primer día en el gimnasio
Descripción
Si vas a empezar a ir al gimnasio, no puedes perderte nuestros consejos para hacer un éxito de tu primer día en el gimnasio (¡y seguir yendo después!)
Autor
Men Wellness

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies