Las cosas son como son aunque duelan: las mujeres cuentan con hasta 5 años más de esperanza de vida que nosotros los hombres. Esto es así por diversos factores sociales y biológicos que se ponen de manifiesto los reportes anuales de la OMS.

Si hacemos caso a su último informe publicado el pasado 7 de abril (Día Mundial de la Salud), son 40 las causas de muerte que se posicionan de forma dominante frente al resto. De todas estas, solo 7 tienen mayor incidencia en el sexo femenino.

¿Realmente mueren los hombres antes que las mujeres?

Pues lo cierto es que, aunque evidentemente existe una brecha de hasta 18 años en la esperanza de vida entre los países más pobres (Guinea-Bissau o Eritrea) y los más ricos (Luxemburgo o suiza), las mujeres nos sobreviven a los hombres en todo el mundo. Especialmente en los países ricos.

“Desglosar los datos por edad, sexo y grupo de ingresos es vital para comprender quién se está quedando atrás y por qué. Detrás de cada número en las Estadísticas de Salud del Mundo hay una persona, una familia, una comunidad o una nación. Nuestra tarea es utilizar estos datos para tomar decisiones de políticas basadas en la evidencia que nos acercan a un mundo más sano, más seguro y más justo para todos “.

Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS

Por otro lado, la brecha existente entre la esperanza de vida de hombres y mujeres es más estrecha en países con costumbres arcaicas en los que las mujeres todavía no tienen acceso a servicios asistencia médica básica.

Por ejemplo, en países pobres, donde los servicios sociosanitarios escasean, 1 de cada 41 mujeres muere a causa del embarazo o el parto. En países ricos, esta relación es mucho menor: de 1 por cada 3300.

esperanza de vida mujeres

Los hombres y la asistencia sanitaria: grandes enemigos para su esperanza de vida

Las diferentes actitudes que muestran hombres y mujeres respectivamente cuando de ir al médico se trata, son más que evidentes.

Cuando un hombre y una mujer se enfrentan a la misma enfermedad, el hombre a menudo buscan la atención médica en menor medida y mucho más tarde que la mujer. O lo que es lo mismo: los hombres tendemos a descuidar nuestra salud.

En países con epidemias generalizadas de VIH, por ejemplo, los hombres tienen menos probabilidades que las mujeres de realizarse una prueba de VIH, menos probabilidades de acceder a la terapia antirretroviral y más probabilidades de morir de enfermedades relacionadas con el SIDA que ellas.

Factores ambientales y sociales

Si echamos la vista atrás, podemos comprobar cómo en 2016, la probabilidad de que una persona de 30 años muriera a causa de una enfermedad no transmisible antes de los 70 años de edad era un 44% más alta en hombres que en mujeres.

Las tasas de mortalidad por suicidio a nivel mundial fueron un 75% más altas en hombres que en mujeres en 2016. Las tasas de mortalidad por lesiones en la carretera son más del doble en hombres que en mujeres a partir de los 15 años, y las tasas de mortalidad por homicidio son 4 veces más altas en hombres también.

“Estas estadísticas ponen de relieve la necesidad de priorizar la atención primaria de salud con urgencia para gestionar eficazmente las enfermedades no transmisibles y frenar los factores de riesgo. Por ejemplo, algo tan simple como controlar la presión arterial, simplemente no está sucediendo en la escala necesaria y el consumo de tabaco sigue siendo una de las principales causas de muerte prematura”.

Dra. Samira Asma, Directora General Adjunta de Datos, Análisis y Entrega de la OMS
menos esperanza de vida hombres

La esperanza de vida aumenta, independientemente del género

Por suerte, la esperanza de vida a esperanza de vida ha mejorado notablemente desde el año 2000. Entre este año y 2016, la esperanza de vida global al nacer aumentó en algo más de 5 años. Es decir, la media mundial pasó de ser de de 66 a 72 años.

A día de hoy, la cantidad de años de salud plena estimados ascienden al monto de 63 frente a los 58 que se esperaban hace casi diez años.

Según el informa, la esperanza de vida real sigue estando muy condicionada por los ingresos. En los países de bajos ingresos, la esperanza de vida es 18.1 años menor que en los países de altos ingresos. Uno de catorce niños nacidos en un país pobre morirá antes de cumplir cinco años.

“La recopilación, el análisis y el uso de datos desagregados de buena calidad son fundamentales para mejorar la salud y el bienestar de las personas. La política y la práctica de salud deben estar respaldadas por datos sólidos y confiables, generados en los países ”.


Dr. Richard Cibulskis, autor principal del informe.

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.


1 comentario

Eliteculturismo · abril 20, 2019 a las 1:17 pm

Los hombres no suelen ir al médico, sólo cuando realmente les duele algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies