Según los datos históricos recogidos por expertos como Justin Lehmiller, del Kinsey Institute, todos podemos ser infieles, pero “la palma” se la llevan los hombres.  El 50% de las personas engaña a sus parejas durante la etapa de educación secundaria y universitaria. Y aunque durante el matrimonio, la tasa se reduce hasta el 25%, sigue siendo la primera causa de divorcio en el mundo.

Un estudio demuestra que los hombres con más testosterona podrían ser infieles por naturaleza

Sobre si los hombres somos infieles por naturaleza o no hay mucha literatura. Hay quienes piensan que sí, que va en la naturaleza humana y especialmente en la masculina el deseo de tener varias parejas sexuales. Por el contrario, otros piensan que no, que los seres humanos somos animales monógamos por naturaleza, como los pingüinos y otras especies.

La infidelidad en las relaciones amorosas ha sido un problema común desde que el mundo es mundo. A día de hoy, la infidelidad es considerada como un problema grave que genera rupturas, inestabilidad familiar y deterioro psicológico.

Sea como sea, el último estudio publicado por Biological Psychiatry y su sorprendente conclusión llegan para tratar de zanjar el asunto.

Según las últimas investigaciones, los niveles de testosterona están directamente relacionados con la infidelidad.

Los niveles de testosterona están relacionados con los hombres infieles

Para la realización del estudio se contó con una muestra de 224 hombres sanos de mediana edad que en aquel momento estaban en una relación de pareja estable. Los hombres completaron una serie de cuestionarios en los que respondían a cuestiones relativas a las características de su relación así como sobre la infidelidad, si la había habido.

Por la noche, estos mismo hombres dieron muestras de saliva con las que se pudo cuantificar el nivel de testosterona de cada uno.

El 37.5% de los hombres (84) participantes en el estudio respondieron que habían sido infieles en su relación actual. Curiosamente, las muestras de saliva de estos 84 hombres mostraba un nivel de testosterona por encima de la media. De esta forma, terminó por surgir una asociación positiva significativa para la frecuencia de comportamiento infiel en hombres sanos y los niveles de testosterona.

Los infieles comparten rasgos comunes según la ciencia

Una investigación recogida en la Royal Society Open Science asegura que la infidelidad podría ser una cuestión también genética puesto que han descubierto una serie de rasgos comunes entre los infieles.

Ben Affleck infieles
Sí. Resulta que Ben Affleck es el prototipo de infiel por excelencia. Según algunos científicos, claro.

A saber:

  • Mandíbula prominente
  • Labios finos

Para llegar a esta conclusión, los investigadores entrevistaron a 299 hombres a los que se les pidió que miraran fotos de mujeres y calificaran después, en una escala del 1 al 10, qué probabilidad existía de que quisieran engañar a sus respectivas parejas con la mujer de la fotografía.

A los resultados de este cuestionario, se asociaron rasgos de fisonomía como la nariz, los ojos, la mandíbula o la frente. De esta forma, se pudo llegar a la conclusión de que la mayoría de los hombres que habían contestado que sí engañarían a sus parejas, tenían mandíbula prominente y labios finos.

¿Por qué los hombres son infieles?

Vale, ya hemos visto que la testosterona y una serie de rasgos posiblemente genéticos nos impulsan con mayor o menos éxito hacia la infidelidad. Pero, ¿por qué somos infieles realmente?

Pues aún a riesgo de contradecir todo el artículo hasta ahora y de renegar contra científicos y sociólogos muy respetable, la realidad es que los motivos que esgrimen la mayoría de hombres infieles poco tienen que ver con sus hormonas o el grosor de sus labios.

1º motivo: aburrimiento

La rutina, la sensación de no sentirse deseado o realizado en la relación de pareja, es lo que empuja a la mayoría de hombres a buscar una aventura extra matrimonial o más allá de los ámbitos del noviazgo.

2º motivo: inseguridad

Ya no eres el de antes: tu físico sufre los efectos de la ley de la gravedad y probablemente te sientas también frustrado en otros aspectos de tu vida (laboral, familiar, etc.). Así que buscas una vía de escape y una forma perfecta para reafirmarte como hombre atractivo y poderoso en una infidelidad.

3º motivo: el sexo

Los seres humanos nos aburrimos con gran facilidad de las cosas, por mucho que estas “cosas” nos causen placer. Y esto es en lo que piensan, en tercer lugar, la mayoría de hombres infieles.

O bien buscan un sexo diferente (relacionado con sus fantasías sexuales), o bien buscan más cantidad de sexo. En este último caso, los desequilibrios de libido en la pareja es el principal causante.

4º motivo: personalidad

Pues sí, el manido “es que yo soy así” sí que vale en cuanto a infidelidad se trata. Y es que hay rasgos de la personalidad que van más allá de las inseguridades, el aburrimiento o de la calidad y cantidad de sexo que tengamos.

Los hombres con rasgos psicópatas (poca o ninguna empatía), narcisistas o maquiavélicos, tienen tienden a engañar a sus parejas, según explica Ava Cadell, sexóloga de Loveology University .

Únete al Club de los Hombres Felices

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenido exclusivo, artículos de interés y sorpresas.

¡Gracias por suscribirte! Ya solo queda que confirmes tu suscripción. En poco tiempo empezarás a recibir contenido exclusivo directamente en tu bandeja de entrada.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies